Contenidos


Redes sociales




Análisis de transaminasas como índice de enfermedad


Hepatitis alcohólica
Aspecto de las células en la hepatitis alcohólica
El hígado tiene diversas transaminasas para sintetizar y dividir los aminoácidos e interconvertirlos en moléculas de almacenaje de energía. Las concentraciones de transaminasas en el suero (la parte no celular de la sangre) son normalmente bajas. Sin embargo, si el hígado está dañado, la membrana celular de los hepatocitos se hace más permeable, y algunas enzimas se filtran en la corriente sanguínea.

Las dos transaminasas que se miden son la alanina transaminasa (ALT) y la aspartato transaminasa (AST). Las AST están presentes dentro de la célula, enlazadas a las mitocondrias, mientras las ALT se encuentran sobre todo libres en el citoplasma. Los niveles elevados de estas enzimas son indicadores de daño hepático; sin embargo, también pueden ser elevados debido a otros trastornos. La ALT no suele encontrarse fuera del hígado. La AST está presente en el hígado, pero también en cantidades significativas en el músculo esquelético cardíaco. De hecho, solía usarse para diagnosticar ataques cardíacos, aunque actualmente hay enzimas y proteínas que son más específicas para el daño cardíaco.

En general, cualquier daño al hígado causará elevaciones medias en estas transaminasas (llamadas "enzimas del hígado", aunque por supuesto no son las únicas enzimas en el hígado). El diagnóstico requiere la síntesis de muchas informaciones, incluidas la historia del paciente, examen físico y, posiblemente, imágenes u otros exámenes de laboratorio.

Las elevaciones muy altas de transaminasas sugieren daño severo en el hígado, como los provocados por hepatitis viral (mononucleosis infecciosa), falta de flujo sanguíneo al hígado o por la ingesta de medicamentos o toxinas (como el alcohol). La mayor parte de las enfermedades hacen que la ALT se eleve más que la AST. Los niveles de AST dobles o triples a los de la ALT son consistentes con una enfermedad de hígado provocada por el alcohol.

Gradualmente se vuelve a los valores normales de transaminasas en sangre conforme se produce la curación de estas enfermedades. Pero es necesario subrayar que cuando el daño hepático se ha establecido de modo crónico o se ha producido una rotura notable de células hepáticas, con transformación cirrótica, la bajada de las transaminasas no indica curación sino que es señal de que ya no hay más células hepáticas que viertan estas enzimas en la sangre (índice de pronóstico negativo).

Valores normales de laboratorio

Los valores de referencia para la GOT (o AST) y la GPT (o ALT) son:

* GOT o AST: 10-45 unidades internacionales por litro en el hombre y 5-31 en la mujer;
* GPT o ALT 10-43 unidades internacionales por litro en el hombre y 5-36 en la mujer.

Tales valores pueden ser, en todo caso, diferentes según los laboratorios y las metodologías utilizadas en el análisis.